Pelota de tenis en el centro de la pista

El Juego Interior del Tenis. No Solo Es Cuestión De Técnica.

El Juego interior del tenis es uno de esos libros a los que uno se acerca pensando que va a encontrar grandes trucos sobre la técnica de este deporte y que te termina sorprendiendo por tratar un tema que va más allá de la práctica deportiva y que tiene que ver más con dejarse llevar, con fluir.

Su autor, W. Timothy Gallway, docente y ex-tenista profesional, expone sus reflexiones sobre el aspecto mental del tenis. Diferenciando entre un juego exterior basado en las cuestiones técnicas y un juego interior que tiene que ver con la psicología del jugador.

De aquí se extraen dos conceptos relacionados entre sí que se influyen mutuamente. Donde incluso uno puede llegar a sabotear al otro: el “YO NÚMERO 1” (el que habla) y el “YO NÚMERO 2” (el que actúa).

“Dentro de cada jugador, el tipo de relación que existe entre el yo número 1 y el yo número 2  es el factor principal para determinar nuestra capacidad para convertir nuestro conocimiento de la técnica en acción efectiva.” dice Gallway.

Y, por tanto, es fundamental mejorar la relación entre ambos. Para ello, Gallway nos presenta varias habilidades interiores que debemos aprender para unir estos dos “yoes”:

1.) Aprender a crear la imagen más clara posible del resultado deseado.

2.) Aprender a confiar en que el yo número 2 rendirá al máximo y a sacar una enseñanza tanto de los éxitos como de los fracasos.

3.) Aprender a ver sin juzgar, es decir, a ver lo que está sucediendo sin juzgar si está bien o está mal.

Y es que es esta tendencia a juzgarnos la que nos sabotea. Tanto el juicio negativo como el positivo, pues “mis felicitaciones son críticas disfrazadas”. Ya que buscar la aprobación constantemente es una muestra de falta de confianza en uno mismo.

Por ello es importante aceptar tu juego tal y como es pues la técnica mejorará con la práctica a medida que integres los golpes con claridad y sin juicio. Y en este proceso es importantísimo la confianza en el “yo número 2”, la seguridad en uno mismo. Gallway dice a este respecto: “Dejar que ocurra no es lo mismo que hacer que ocurra. No es intentar esforzarse. Ni es controlar tus golpes. Tampoco es identificarse con el error. Si consideras tu error un reflejo de lo que eres, te vas a sentir frustrado”.

En la práctica nos propone crear una imagen lo más clara posible del resultado deseado. Sabiendo/sintiendo en todo momento dos cosas básicas: dónde está la pelota y dónde está la raqueta.

¡¡Céntrate en la pelota!! No la pierdas de vista.

Y que en este proceso de aprendizaje es más importante la experiencia práctica que la instrucción teórica a través del lenguaje. Puesto que “recordar la instrucción no es lo mismo que recordar el golpe en sí”. 

Aquí es donde entra en juego el ya casi manido (más por repetición que por desuso) concepto del “AQUÍ Y AHORA” pero no por ello menos cierto e importante.

La única manera de que nuestra mente funcione correctamente es enseñándola a concentrarse en el momento presente en la actividad concreta. “La concentración no se logra observando fijamente una cosa. La concentración no es algo que se pueda forzar; tampoco es algo que tenga que ver con pensar mucho acerca de una cosa. La concentración natural surge cuando la mente está interesada”.

Por tanto, mientras estamos en la cancha de tenis no debemos imaginar lo que va a ocurrir o recordar lo que ya ha ocurrido, sino mantener la mente en el momento presente.

Concentrar la atención en la Respiración. Una buena práctica.

Y una buena práctica es concentrar la atención en la RESPIRACIÓN. Fue en este punto del libro cuando me di cuenta que esto era lo que llevaba haciendo durante años en mis prácticas de Pilates y que intento transmitir a mis alumnos en cada clase. La importancia de la respiración como vehículo para mantener la mente concentrada en la actividad concreta, en este caso el método Pilates o el Yoga, pero que podríamos aplicar a cualquier otra actividad.

Y de ahí que todas las técnicas de meditación se basen en la respiración pues es lo único que de verdad ocurre constantemente de forma inconsciente. “La mayor parte de nuestro sufrimiento se produce cuando dejamos que la mente se ponga a imaginar el futuro o a rumiar sobre el pasado” dice Gallway.

En una segunda parte del libro el autor nos describe los diferentes tipos de juego y de jugador y nos habla del sentido de la competición y de la ética competitiva entendiendo ésta como un afán de superación y no como un criterio para definir tu propio valor: “ganar es superar obstáculos para alcanzar un objetivo, pero el valor de la victoria no es mayor que el valor del objetivo alcanzado”.

Resumiendo nuestras impresiones.

Me gusta mucho como el autor compara la verdadera competición con la verdadera cooperación

La duda que me surge tras leer todo lo expuesto es si debemos aprender a concentrar la mente para mejorar nuestro tenis, nuestro Pilates, etc… o si la práctica de estas disciplinas nos ayuda a concentrarnos mejor.

De lo que no hay duda es de que para disfrutar de lo que estás haciendo debes vivir el momento presente.

El juego interior del tenis.

Timothy Gallway

Editorial Sirio

ISBN: 978-84-17399-313

Entrada Escrita por Carlos Hernández Delgado

Fisioterapeuta y profesor de pilates.

Co-director de Pilates Lab.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no se publicará. Los campos obligatorios están indicados *

*

uno + 11 =