Glúteos

La importancia de los glúteos más allá de la estética

A pesar de ser el grupo muscular más grande y potente del cuerpo humano, no siempre se le da la importancia que merece a los glúteos. Debemos ser conscientes de la importancia de esta musculatura. Más allá del atractivo estético, es un grupo muscular primordial desde el punto de vista de la salud y el rendimiento deportivo. La correcta activación de los glúteos y unos niveles de fuerza adecuados, nos proporcionarán estabilidad de la cadera a la vez que disminuye el riesgo de lesiones y mejora de nuestro rendimiento.

Debido a nuestro estilo de vida, al pasar muchas horas sentados y no realizar ningún tipo de trabajo específico de este grupo muscular. Los glúteos van perdiendo tono muscular. De aquí surge el término “amnesia glútea”. Que se refiere a la inhibición y el retraso en la activación de los glúteos, lo que irá reforzando aún más su debilidad. Esto afecta de forma negativa al rendimiento y el desarrollo de fuerza por parte de nuestro tren inferior.  Siendo la principal causa de muchas lesiones y del dolor crónico en lumbares, rodilla, etc.

Gracias a los glúteos podemos mantenernos de pie

La musculatura glútea juega un papel fundamental en la estabilidad de la pelvis junto a los músculos del abdomen. Especialmente cuando nos encontramos en apoyo monopodal (pata coja). De hecho, es la debilidad del glúteo medio y menor la que genera el típico patrón de marcha «anserina» (de ganso, pato). Tendiendo que ser la musculatura lateroflexora del tronco, especialmente el cuadrado lumbar, la que compense esta disfunción.

Propiamente, los músculos glúteos son tres: menor, mediano y mayor.

Pero no nos podemos olvidar de toda la musculatura de la cadera, o pelvitrocantérea. Una musculatura que también participa en la estabilidad lumbo-pélvica y en los movimientos de la cadera. Este grupo de pequeños e importantes músculos son: piramidal, géminos, cuadrado femoral y obturadores.

Cerrando este grupo, encontramos el tensor de la fascia lata. Este músculo junto a las fibras anteriores del glúteo mayor, forman una unidad funcional que se ha venido a denominar el «deltoides glúteo» por su activación sinérgica en la abducción de la cadera.

Al realizar el trabajo extensor de esta articulación, por necesidad, también estamos activando y fortaleciendo el grupo de los músculos isquiotibiales o isquiosurales (biceps femoral, semitendinoso y semimembranoso).

Por lo tanto, en cualquier movimiento en el que la articulación de la cadera esté presente, la musculatura del glúteo adquiere una gran relevancia.

¿Cómo activar y tonificar nuestros glúteos?

Conociendo un poco más en detalle cuales son las principales funciones de nuestros glúteos, vamos a ver qué tipo de trabajo debemos realizar para volver a establecer los patrones de reclutamiento muscular adecuados y fortalecerlo.

En este nuevo vídeo te proponemos un trabajo específico de la musculatura extensora de cadera, los músculos glúteos e isquiotibiales. Iremos haciendo una progresión lógica de menor a mayor dificultad. Trabajaremos con diferentes elementos que nos van a aportar un desafío diferente. Lastres (de 1 kg), la fitball, el TRX  y el Reformer, aparato imprescindible usado en Pilates.

Puedes practicar programas clásicos de entrenamiento de fuerza con 3 series de entre 10 y 12 repeticiones. O los puedes incluir en clases más globales trabajando cada día un aspecto diferente.

Si has pasado demasiado tiempo sentado en el sofá notarás que tu trasero está débil y desentrenado. ¡Es hora de despertar tus glúteos, vamos allá!

Si te ha gustado, estate atento, ya estamos preparando el siguiente vídeo sobre cintura escapar.

Para ver más vídeos interesantes, entra en nuestro canal de Youtube.

21 de febrero de 2017 PilatesLAB Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no se publicará. Los campos obligatorios están indicados *

*

3 × 4 =