Elige tu calzado y corre

El calzado representa la pieza de equipamiento más importante y su calidad el medio para cualquier tipo de avance. Con las primeras carreras comprendes que no puedes usar cualquier zapatilla o dañarás el pie y las articulaciones. La amortiguación, el ajuste, el agarre, la pronación y la supinación junto con otros aspectos entran en juego.

Todas tienen la misma anatomía básica aunque podemos encontrar materiales de fabricación diferentes. En la suela media de mayor importancia según los expertos, encontramos los multiplicadores de la absorción, siendo con frecuencia de aire encapsulado (Nike), gel con una amortiguación más cómoda y la más solicitada por los corredores (Asics) o algún otro material de antichoque como las placas de plástico (Mizuno) que tienen un objetivo más enfocado a la competición, al favorecer la fase de propulsión a pesar de ser una amortiguación más dura (1).

Existen numerosos medios técnicos para equilibrar la posición del pie con placas de estabilidad, suelas de densidad variable o refuerzos exteriores del talón (2).

anatomia-calzado

 

¿Es necesario tener una buena amortiguación?

No necesariamente  el ingenio biomecánico mejorará nuestra técnica al correr o nuestra velocidad aunque sí que beneficiará nuestra comodidad y protección.

Hay características que a la hora de elegir zapatillas son necesarias a tener en cuenta:

  • El tipo de pisada
    • Pronación: lo más común  es una entrada de talón con la parte externa y que el pie rote hacia dentro para absorber el impacto.
    • Supinación: menos frecuente con mayor rigidez en el pie causando menor absorción en el impacto siendo más problemático este tipo de pisada.
  • Probar varios modelos.
  • Llevar calcetines del mismo grosor que utilizará para correr.
  • Asegúrese de que lleva el número correcto.
  • Existen varias hormas en función del tipo de pisada; recta (pronadores), semicurva  (neutra) y curvada (supinadores) (3).
Tipos de pisada

Tipos de pisada

 

¿Dónde es aconsejable correr?

El asfalto al estar compuesto en parte por caucho es un terreno más blando que el propio cemento, aunque la tierra es aún mejor porque absorberá más el impacto al igual que la hierba, pero tiene el inconveniente de ser un terreno más irregular que nos puede provocar un tropiezo.

Tras realizar la compra de material en ocasiones  tenemos la sensación de no estar seguros si es adecuado para mis necesidades, por lo que;

 

¿De qué opinión me guío?, ¿dónde puedo obtener información veraz? ¿Cómo filtro la cantidad de información que recibo? 

Si deseamos tener información técnica más completa para conocer el material de running existen páginas web donde no solo obtenemos la información que deseamos si no que está fundamentada sobre la práctica directa de otros usuarios. “Road running review”(4) por ejemplo, al detallar el material, el tipo de pisada, la competición en la que daremos mejor uso, permite comparar, etc. No olvidemos que el objetivo de una empresa es mejorar el número de ventas y es muy probable que si vamos a una tienda física sin una idea preconcebida acabemos obteniendo productos que no necesitamos o que no se ajusten a nuestra actividad.

Podemos encontrar adversidades en la elección de nuestro calzado asociado a la desinformación o a una mala práctica que facilite la aparición de lesiones de origen biomecánico.

 

¿Qué tipo de estudio realizo y dónde?

Algunas tiendas de deporte ofrecen estudios cuya finalidad es un análisis sencillo con el objetivo de poder indicar el tipo de zapatilla que puede estar más indicada para nuestra forma de pisar. Este análisis no está realizado por un profesional sanitario y no está orientado a vincular la forma de pisar con una patología ni la prevención de la misma.

A diferencia de un estudio biomecánico de la marcha en el que se estudian conceptos como los desplazamientos del centro de presiones, estabilometría (estudio del equilibrio),  asimetrías, estudio cinemático de la carrera (tiempos de vuelo, tiempos de apoyo, etc) (5).

Es frecuente no saber a qué tipo de profesional acudir para realizar un estudio más avanzado. Por descontado, un podólogo profesional formado es condición imprescindible para llevar a cabo el estudio, siendo recomendable que además sean expertos en podología y biomecánica deportiva que tratarán cada caso de manera minuciosa y personalizada.

No solo  hay que tener en cuenta la impronta de nuestro pie como “pronador” o “supinador”, este parámetro es solo uno de todos los que son necesarios para hacer un buen diagnóstico de la biomecánica de un corredor.

Influyen numerosos factores en nuestra forma de correr, y el pie es solo el primer eslabón de toda la cadena cinética que nos impulsa. No se puede pasar por alto la importancia de la rodilla, su angulación sagital o su rotación en el plano frontal, ya que anomalías en este aspecto podrían provocar meniscopatías o las temidas lesiones de ligamentos cruzados.

Las rotaciones pélvicas, la anteversión o retroversión de cadera, los bloqueos coxofemorales, son elementos que de forma frecuente se olvidan en este tipo de estudios. Igualmente, las alteraciones en una estructura tan primordial como es la columna son a menudo ignoradas. Las dismetrías, escoliosis y demás patologías que puede sufrir son datos a tener en cuenta para impedir lesiones futuras.

 

¿Cuáles son las competencias de un ortopeda frente a un problema en la marcha?

Según la legislación vigente una ortopedia no puede realizar un estudio biomecánico de la marcha  con el objetivo de emitir un diagnóstico al respecto  (Real Decreto 542/1995) ni  puede tener dentro de su establecimiento ningún profesional capacitado para ello (médico, podólogo, etc.) ( Ley 29/2006 y Ley 28/2009).

Es importante tener en cuenta que una plantilla bien indicada, diseñada y fabricada puede prevenir multitud de lesiones pero una mal diseñada puede ser  perjudicial para nuestra salud y en lugar de prevenir una patología, la puede generar (6).

El calzado al ser un elemento de gran importancia deberemos dedicar tiempo a informarnos de cual es adecuado para cada persona, no dejarnos guiar de las recomendaciones generales y siempre buscar un profesional que nos aconseje el que mejor se adapte a nuestras necesidades.

 

Autor: Abraham Delgado – Fisioterapeuta y Entrenador en Pilates Lab

Bibliografía:

  1. Karu C, Bakoulis G. Guía para progresar como corredor.  1ª ed. Barcelona: Paidotribo; 2001.
  2. Jutel A. Descubre y practica la carrera a pie. 1ª ed. Barcelona: Inde; 2000.
  3. http://www.atletas.info/anatomia-de-un-calzado-deportivo/
  4. http://www.roadrunningreview.com/
  5. McNeil I. Guía para el corredor principiante. 1ª ed. Barcelona: Paidotribo; 2001.
  6. http://www.podoactiva.com/es/blog/son-todos-los-estudios-de-pisada-iguales#sthash.05PFdNBj.dpuf

One Coment, RSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no se publicará. Los campos obligatorios están indicados *

*

14 − 4 =